>

¿Qué es la bomba de gasolina? Características

La bomba de gasolina es una pieza fundamental en el motor de nuestro vehículo, y por lo tanto debemos estar familiarizados con ella.

Características de una bomba de gasolina

La bomba es la encargada de garantizar que los inyectores vayan suministrando al motor, a través de los rieles, el combustible necesario para su funcionamiento. Para ello, va extrayendo el carburante del depósito, llevándolo hasta los inyectores mediante un suministro constante, que se logra por medio de un regulador de presión.

Las características principales de una bomba de este tipo son las siguientes:

  • En la actualidad, la mayoría de estas bombas son eléctricas, y funcionan a una tensión de 12 voltios. La rampa de inyectores deberá contar con una presión de un mínimo de entre 2 y 4,5 bares, para que el bombeo de combustible pueda funcionar adecuadamente. Algunas llegan hasta 5,8 bares.
  • Se halla instalada en el interior del depósito, o bien en los alrededores del mismo.
  • Estas bombas funcionan de manera muy similar a las bombas de inyección diésel, pues ambas impulsan el combustible hacia los cilindros. Se caracterizan también por ser ligeras y de reducido tamaño.
  • Al igual que las bombas mecánicas de los antiguos motores de carburador (ya desaparecidos en la fabricación de vehículos de automoción), las eléctricas también funcionan gracias a un diafragma. La diferencia es que antes, en las bombas mecánicas, el diafragma era accionado por un árbol de levas y ahora es accionado por un interruptor electromagnético llamado solenoide. Se trata de un dispositivo capaz de crear un campo electromagnético muy fuerte en su interior que atrae una varilla de hierro que tira del diafragma para provocar que el combustible pase del depósito a la recámara.

¿La bomba de gasolina funciona todo el tiempo?

La bomba ha de funcionar todo el tiempo con el motor encendido, y de hecho existen una serie de señales inequívocas de que no funciona adecuadamente:

  • El vehículo no arranca, o sólo lo hace de forma esporádica. Ello se debe, obviamente, a que la presión no llega a los inyectores, y, por lo tanto, el combustible no puede llegar hasta los cilindros para que el motor pueda funcionar.
  • Falta fuerza o presión en la bomba, por lo que la cantidad de combustible recibida por los cilindros es más escasa de lo que debiera.
  • Tirones en la aceleración del vehículo. La bomba de gasolina no es capaz de extraer una cantidad suficiente de combustible, por lo que se producen tirones cuando se trata de acelerar el vehículo. Esto puede ocurrir por obstrucción del prefiltro de combustible, que se encarga de que este llegue al depósito sin impurezas ni partículas sólidas.
  • Retrasos en la aceleración. Cuando el vehículo tarda en acelerar más de lo que debería, es también el momento de revisar la bomba de combustible.

Fallas comunes de una bomba de gasolina

También hay una serie de fallas que pueden darse en una bomba de combustible de este tipo, y que es bueno conocer para poder identificarlas a tiempo:

  • La bomba trabaja sumergida en el tanque, por lo que el propio combustible actúa como refrigerante. Sin embargo, si se conduce con un nivel muy bajo de combustible, la bomba podría sobrecalentarse
  • Cuando la gasolina escasea en el depósito, puede ocurrir que la bomba succione aire en vez de combustible,  lo que puede desgastar las piezas de forma prematura, ya que la propia gasolina actúa como lubricante. Al escasear la lubricación, las piezas de la bomba pueden llegar a desgastarse más fácilmente.
  • Con el tiempo, tienden a formarse residuos sólidos en el interior del tanque de combustible, y estos pueden llegar a obstruir el prefiltro de gasolina.
  • También es preciso tener muy en cuenta el tiempo de vida útil de cada bomba, para saber cuándo es preciso cambiarla.
  • Puede darse igualmente el caso de que el motor no encienda, porque la bomba ha muerto; es decir, ha llegado el final de su vida útil.
¡Ahorra tiempo y dinero!

Waylet es la app gratuita de pago y fidelización móvil que te ofrece los mejores descuentos y promociones. ¡Descarga ya la app y comienza a ahorrar!

¿Cómo se repara?

Para reparar una bomba de combustible de esta índole, es necesario seguir estos pasos:

  • En primer lugar, es preciso desconectar la batería, y aflojar el cable negativo con una llave inglesa.
  • Para poder poner a la vista la bomba, debemos extraerla del tanque de combustible (su lugar más habitual). Ello se logra mediante el orificio de inspección que hay bajo el asiento trasero del automóvil. Se levanta el asiento y se retira la tapa del orificio desatornillándola previamente.
  • Ha de retirarse el arnés de cables y aflojar los aros de retención, para de este modo poder extraer la bomba sin problema alguno.
  • Se retiran los cables y se reemplaza la bomba de combustible por una nueva. Esta última habrá de llevar el sello de goma en la parte superior. Debe presionarse para que encaje en su lugar correspondiente. La pantalla habrá de ser sustituida por la nueva que viene con la bomba.

Se sustituye el cableado y se introduce la nueva bomba de gasolina en el interior del tanque de nuevo. Se vuelve a atornillar la tapa y a colocar el asiento trasero.