Pellets

Los pellets son muy populares por ser un combustible 100% orgánico. ¿Pero qué más nos pueden ofrecer para nuestras viviendas? ¡Descubrámoslo!

¿Qué es el pellet? 

Los pellets son un combustible completamente natural que se clasifica como biomasa sólida y está formado por cilindros muy pequeños de unos pocos milímetros de diámetro.

Características principales de los pellets

El pellet tiene el aspecto exterior de un producto granulado en forma de cilindros, de unos 6 mm de grosor, con una longitud variada que va de 20 a 40 mm. Su superficie tiene un brillo resplandeciente, como si estuviera barnizada. Tiene una gran consistencia y un bajo contenido de humedad, así como una densidad de material firme.

Tipos de Pellets

Los pellets se clasifican principalmente en tres clases: A1, A2 Y B. Sin embargo, a veces también se pueden clasificar en pellet biomasa, pellet de hueso de aceituna y pellets de madera. 

Clase A1

Los pellets de clase A1 se crean a partir de madera virgen, es decir, madera que no ha sido tratada químicamente y que procede de recursos forestales. Tiene un bajo contenido en cenizas, nitrógeno y cloro.

Clase A2

La clase A2, que es similar a la clase A1 pero contiene más partículas de ceniza, nitrógeno y cloro, es otra forma popular para adquirirlos.

Clase B

Las etiquetas de clase B se distinguen por su espíritu eco-friendly, que es una de las ventajas de las estufas de pellets. Los pellets que llevan esta marca se fabrican con madera reciclada y residuos industriales. En lugar de fomentar la deforestación, su creación favorece la reutilización de recursos que de otro modo se tirarían. Rechaza la madera tratada químicamente del mismo modo que las denominaciones de clase A1 y A2. Por ello, es uno de los tipos de pellets más utilizados en el mercado.

Consumo y eficiencia

Una estufa de 9,5 kW consume entre 800 g y 2 kilogramos de pellets cada hora de funcionamiento. Debido a su alto poder calorífico, 1 kilogramo de pellets equivale a 5 kW de energía eléctrica y 2 kilogramos de pellets equivalen a 1 litro de gasóleo. 15 kilogramos son suficientes para alimentar un quemador de pellets durante 7 horas.

¡Ahorra tiempo y dinero!

Waylet es la app gratuita de pago y fidelización móvil que te ofrece los mejores descuentos y promociones. ¡Descarga ya la app y comienza a ahorrar!

¿Pellets u otros combustibles?

Los pellets son más recomendables que otros tipos de combustibles, ya que son un combustible de biomasa formado por serrín, virutas y astillas que produce mucho calor con muy pocos residuos. Generan una energía renovable, limpia y eficiente.

Pellets o leña

Veremos cuál es mejor analizando tres de sus aspectos fundamentales:

Eficiencia energética

Las estufas de pellets son más eficientes que las de leña en general. Las estufas de pellets tienen eficiencias que oscilan entre el 85% y el 95% sobre el PCI, mientras que las estufas de leña, gracias a los recientes avances como la ventilación o el aislamiento mejorado, tienen eficiencias cercanas al 75% sobre el PCI. Esto significa que una menor cantidad de combustible de pellets proporcionará la misma cantidad de calor utilizable que una mayor cantidad de madera.

Mantenimiento

En cuanto a la limpieza, las estufas de pellets son menos difíciles de mantener que las de leña. Esto se debe a que las estufas de pellets producen menos cenizas que las de madera. Por otro lado, las estufas de pellets son técnicamente más sofisticadas, por lo que las averías suelen ser más caras de arreglar.

Distribución del calor

Tanto las estufas de pellets como las de leña pueden utilizarse para calentar una sola habitación o canalizarse para calentar dos o tres habitaciones. Por eso, a veces se denominan pellets canalizables. A su vez, ambos tipos de estufas contemplan las posibilidades de emplear el calor para conseguir ACS y calefacción, y se denominan hidroestufas o hidrococinas.

Pellets y otras soluciones de combustión

Las calderas de biomasa emplean combustibles naturales como materiales de calefacción, como pellets de madera, huesos de aceituna, restos de bosques, cáscaras de frutos secos, etc., para producir calefacción (por radiadores, aire o suelo radiante) y agua caliente para una casa o edificio residencial. Por ello, suelen considerarse las calderas de combustión más ecológicas del mercado.

¿Qué usos le podemos dar al pellet?

Pueden utilizarse para calentar y suministrar agua caliente en casas, comunidades, empresas, hoteles y cualquier otro lugar de negocio o vivienda. Se utiliza con estufas o calderas de pellets personalizadas que son muy cómodas y sencillas de utilizar.

Pellets ventajas y desventajas de su uso

Si estás pensando en adquirir pellets para la chimenea o para tu estufa, debes saber todo lo que te van a ofrecer. ¿Quieres conocer todos sus beneficios? ¡Sigue leyendo!

Ventajas

  • Generan un calor de alta calidad que crea una agradable sensación térmica en todo el espacio. Tienen un alto poder calorífico, por lo que incluso pequeñas cantidades pueden suministrar mucha energía.
  • La salida de humo es mucho menos perceptible en comparación con una estufa de leña normal. Por eso a veces se habla de los pellets sin salida de humos. Algo a destacar es que también ensucian menos, y ocupan mucho menos espacio que la madera.
  • Son un combustible relativamente barato y muy eficiente.
  • Su funcionamiento es sencillo porque los modelos actuales están totalmente automatizados. Se puede encender la estufa pulsando unos pocos botones.
  • Los pellets se fabrican a partir de madera triturada. Por lo tanto, es un recurso renovable, sobre todo si se compara con los combustibles fósiles. Además, la combustión de pellets emite mucho menos CO2 que otros tipos de combustible.
  • Es una fuente de energía segura que, a diferencia de los quemadores de gas propano o butano, no supone un riesgo de explosión.
  • Las estufas de pellets modernas incluyen una gran cantidad de funciones integradas, como termostatos digitales, funciones de programación y algunas incluso permiten controlarlas desde el teléfono móvil.
  • Son perfectas para calentar pisos pequeños o partes específicas de casas más grandes.
  • La combustión de pellets no emite olores, como la de ciertos gases o el queroseno.

Desventajas

  • Necesitan una limpieza periódica. Las estufas de pellets necesitan tanto pequeñas limpiezas periódicas como limpiezas de mantenimiento más exhaustivas. Si no realizas las cosas correctamente, la ceniza se acumulará y acabará ensuciando los techos de tu casa.
  • Debes disponer de espacio suficiente para almacenarlos. Si los almacenas en un entorno que no cumple las normas para los pellets, pueden deteriorarse y no arder correctamente.
  • Necesitan una fuente eléctrica para funcionar. La estufa tiene un encendedor eléctrico y, aunque la combustión de los pellets no requiere energía externa, algunos modelos dependen de la energía para mantener el termostato y otras características operativas.
  • En comparación con otros tipos de estufas de combustible, el coste inicial de la instalación es elevado. Sin embargo, siempre conviene recordar que, si bien su instalación es más cara, se compensa con el bajo coste del combustible que utilizan en los años posteriores.
  • Si tienes previsto calentar una casa grande, lo más probable es que un solo quemador de pellets no sea suficiente.

El pellet en la actualidad

Los pellets de madera, un tipo de biomasa elaborada a partir de serrín y residuos de madera que puede convertirse en una fuente de energía sostenible y utilizarse como combustible para estufas o calderas de calefacción, son una de las energías renovables que ha aumentado su popularidad en los últimos años.

Preguntas frecuentes

¿Y una estufa?

Una estufa consumirá aproximadamente 8 kilogramos al día, es decir, 240 kg mensuales.

¿Cuántos kilos de pellets consume una caldera al día?

Una caldera puede llegar a consumir 8 kg al día.

¿Tiene fecha de caducidad?

El pellet no caduca. Sin embargo, es muy importante que el producto se conserve en las mejores condiciones a la hora de utilizarlo.

¿Cómo debo conservar el pellet?

¿Te preguntas dónde debes guardarlos? Para evitar que el material se humedezca y se deteriore, el pellet debe almacenarse en un lugar seco. Se recomienda que el lugar de almacenamiento tenga una ventana o abertura para que la habitación pueda ventilarse regularmente.