5 Consejos para una conducción más eficiente

Conducir no es una tarea sencilla al principio, y para ayudarte a mejorar, te damos una serie de consejos para una conducción más eficiente.

La importancia de la conducción eficiente y preventiva

¿Qué es una conducción eficiente? Cuando hablamos de conducir eficientemente, nos referimos a que la conducción se haga de forma excelente. El conductor debe poder controlar por completo el vehículo, y con ello desenvolverse bien en cualquier ambiente.

Y no solo eso, como conducción eficiente también podemos comprender una serie de técnicas y costumbres para reducir al mínimo el gasto de energía. Estas técnicas también pueden aplicarse para minimizar las emisiones de CO2.

Sumado a lo anterior, conducción eficiente también se refiere a la seguridad, ser un conductor ejemplar y respetuoso. La seguridad a la hora de conducir es crucial, así que unos cuantos consejos al respecto no le vienen mal a nadie.

Técnicas de conducción eficiente

Las técnicas de conducción eficiente mejoran en gran medida la conducción, desde varios sentidos. Tanto el energético, como el de seguridad, como el de simple control; aplicar técnicas que mejoren la conducción es algo que todos deberían hacer.

Muchas veces aprendemos a conducir y dado que es una tarea muy complicada, no vamos más allá. Es común estancarse en mejorar nuestra conducción, ya que con unos saberes mínimos ya es más que suficiente para desenvolverse bien.

Y es que conducir no es un desafío, no te reta, no te obliga a mejorar con el tiempo. Conducir solo te enseña a seguir un estándar, a no ir más allá. Por lo que es normal que los conductores no busquen maneras de mejorar la forma en la que lo hacen.

Así que aquí te daremos una serie de consejos y técnicas para que puedas mejorar tu conducción: mejorar en todos los sentidos posibles, ser un ejemplo. Así además, te ahorras el daño al planeta y más dinero al repostar.

¡Ahorra tiempo y dinero!

Waylet es la app gratuita de pago y fidelización móvil que te ofrece los mejores descuentos y promociones. ¡Descarga ya la app y comienza a ahorrar!

Utilización de las marchas

Las marchas de la caja de cambios determinan la velocidad del vehículo, y con ello, la cantidad de energía y gasolina que se gasta. Por ello, controlar las marchas es importante para mantener eficaz el manejo.

Un buen consejo es solo utilizar la primera marcha para el inicio del trayecto, y poco después cambiar a segunda o tercera. Además de mantener las marchas y revoluciones bajas, no abuses del acelerador.

En el caso de los vehículos automáticos, es el que mantendrá las marchas donde tienen que estar. Igualmente, es recomendable aprender sobre los cambios de marcha en vehículos automáticos, de esta forma lo controlarás mejor.

Mantener una velocidad constante

Un buen consejo para una conducción eficiente es mantener constante la velocidad del vehículo, ya que esa constancia le permite un mejor rendimiento del motor. Los acelerones y frenazos tan erráticos consumen mucha energía.

Aunque claro, esto también depende del sitio donde conduzcas, al menos en las calles de la ciudad no se puede mantener cierta velocidad demasiado tiempo. Sin embargo, en general es recomendable acelerar poco y aprovecharlo al máximo cada vez que se hace.

Previsión y anticipación

Planea y asegúrate de que la conducción que realizarás será acorde al lugar donde conduces y sus condiciones. Ten en cuenta cómo conducir con relación a dónde y cuándo estás, para aumentar la seguridad.

En cuanto a los otros vehículos en la vía, mantén siempre la distancia con ellos. Lo ideal es que entre ambos haya un espacio de al menos 2 o 3 vehículos, para evitar cualquier imprevisto o accidente.

Igualmente con cualquier obstáculo, parada o demás eventos que puedan ocurrir en la vía, si lo ves de lejos, actúa de lejos. Para obstáculos o paradas lo ideal es que solo quites el pie del acelerador y dejes que el vehículo logre su cometido por inercia.

También mantén la conducción eficiente planificando bien los cambios de marcha del vehículo. En el caso de coches automáticos, solo asegúrate de que los cambios de marcha se apliquen bien.

Ya en el caso de coches con caja de cambios manual, los cambios deben ser ejecutados después de alcanzar ciertas velocidades. Además, es recomendable mantener estas velocidades lo más posible, que haya constancia. Demasiados cambios de marcha tampoco son lo ideal.

Hacer uso del rodaje por inercia

Para mantener la conducción eficiente, el rodaje por inercia es una buena idea. Se refiere a evitar usar el freno, sino, dejar que el coche ruede por sí solo después de haber acelerado; el freno solo se emplearía en caso de ser necesario.

La técnica se aplica especialmente en viajes largos por carretera. Solo dejar que el coche desacelera por inercia antes del siguiente arranque consume mucho menos combustible. Además, estarás evitando dañar el freno o las ruedas por frenar a altas velocidades.

Paradas largas

Aunque no lo creas, cuando el coche está parado todavía sigue consumiendo combustible. En caso de que vayas a detenerte mucho tiempo en un lugar, lo mejor será que apagues el motor.

Hay automóviles más modernos que se apagan y encienden a toda velocidad, puedes usar esa cualidad para mantener la eficiencia. Ya para los coches más antiguos, lo ideal es que lo apagues si estás más de un minuto con el vehículo parado.

Consejos para conducir de forma más eficiente

Esos son los principales, pero también podemos darte otros varios consejos para mejorar tu conducción. Puedes hacer cosas como:

  • Utilizar la inercia en las pendientes. Cuando haya una pendiente, acelera mientras subes y al bajar, no frenes. A menos que sea necesario, evita emplear el freno en las pendientes.
  • Evitar el exceso de peso. Mucho peso significa más desgaste para el motor y más gasolina que se usará para mantenerlo. Evítalo mientras sea posible.
  • Calefacción o aire acondicionado solo si vas a alta velocidad. La calefacción y el aire acondicionado gastan mucha energía, pero si vas a alta velocidad, es mejor mantener las ventanas cerradas. En otros casos las ventanas abiertas no son un problema.
  • Repostar el combustible cada vez que sea necesario. No dejes el coche siempre al límite de su capacidad de combustible; esto puede ser dañino. Reposta cada vez que veas que hay poco combustible, no permitas que el indicador baje demasiado.

Y con estos consejos lograrás una conducción eficiente, mucho más eficiente. Estarás ayudando al planeta y a tu bolsillo. También te recomendamos seguir las normas y medidas de seguridad, que siempre son convenientes para una conducción más eficiente.