Biogás

¿Habías escuchado hablar del biogás? Dicen que es la fuente de energía del futuro. Veremos lo que es, su funcionamiento y su viabilidad.

¿Qué es el biogás?

El biogás es un combustible renovable generado a partir de residuos orgánicos. Está compuesto por metano entre un 50 y un 70%, además de dióxido de carbono. Además, contiene trazas de otros gases como nitrógeno, oxígeno, ácido sulfhídrico o hidrógeno. Tiene un poder calorífico entre 18,8 y 23,4 MJ/metro cúbico. 

¿Cómo se produce el biogás?

Se produce por la degradación de la materia orgánica en un ambiente anaeróbico. Se puede producir en el medio natural (en pantanos) o en plantas especializadas para tratar la materia orgánica en ausencia de oxígeno. En este último caso, se suelen usar residuos ganaderos, residuos de depuradoras de agua y residuos agroindustriales, además de residuos domésticos. 

¡Ahorra tiempo y dinero!

Waylet es la app gratuita de pago y fidelización móvil que te ofrece los mejores descuentos y promociones. ¡Descarga ya la app y comienza a ahorrar!

Usos del biogás

El biogás tiene múltiples usos. Puede utilizarse para producir energía eléctrica y térmica en generadores o introducirse a la red de gas natural, siempre que se haya tratado para reducir el porcentaje de CO2. Además, podría ser utilizado como biocombustible en un vehículo preparado para él. 

Ventajas y desventajas del biogás

Este gas tiene algunas ventajas y desventajas. La mayor ventaja es la reducción del impacto ambiental, seguida del fomento del autoconsumo y la creación de empleo en medios rurales. Además, se generan biofertilizantes con sus residuos. 

En cuanto a las desventajas, la mayor es que tiene una menor rentabilidad que otras fuentes de energía. Además, todavía es una energía poco estudiada, ya que deben pulirse algunos procesos como la obtención y manipulación de materia prima

Preguntas frecuentes

¿Es el biogás una energía renovable?

Sí, se considera una energía renovable. Es más, es la única dentro de su grupo que se puede utilizar para todas las aplicaciones energéticas. Eso incluye generación de energía eléctrica, como carburante y energía térmica.

¿Cómo es una planta de biogás?

Las plantas de biogás tienen una cámara de digestión situada por debajo del nivel del suelo, para que no haya oxígeno. Allí se introduce la materia orgánica para que se descomponga, con el objetivo de generar metano y dióxido de carbono. Este proceso se hace a altas temperaturas y en movimiento, teniendo una duración de unos dos meses. A partir de ahí, el gas recién generado pasa a través de una válvula hacia la red de tuberías, canalizándolo hacia el objetivo. Puede almacenarse o utilizarse directamente en generadores o motores para crear electricidad o calor. Finalmente, se recicla la materia restante (digestato) como abono orgánico.

¿Cuál es el impacto ambiental del biogás?

Al ser una forma de tratamiento de basura, tiene un impacto ambiental muy positivo. Si se combina con el reciclaje, se puede reducir la cantidad de residuos en un porcentaje muy elevado. Por otro lado, al servir para obtener energía, no se depende tanto de los combustibles fósiles ni de otras fuentes de energía contaminantes, ayudando a combatir el cambio climático.