¿Qué son los aditivos en combustibles?

Los aditivos son compuestos de origen químico que se añaden al combustible en cantidades moderadas para mejorar las propiedades de este, además del rendimiento del motor. Es decir, son sustancias que alteran la composición original del combustible y lo hacen mucho más eficaz.

Así, se evitan daños en el motor y la corrosión del mismo, permite que el coche o los vehículos en general que usen combustible funcionen de manera óptima y promueve una combustión mucho más rápida y segura para el motor, entre otras ventajas.

Además, se trata de químicos que deben ser añadidos al combustible bajo la orden de la Unión Europea, con la finalidad de garantizar el buen funcionamiento de los automóviles de los ciudadanos y, así, poder garantizar también la comercialización de combustible de buena calidad.

Pros y contras de los aditivos para combustible

Aunque se trate de sustancias que aportan una gran cantidad de beneficios para los que deciden incluirla en sus fórmulas de combustible, también tienen una serie de desventajas. Por tanto, es necesario conocer cada uno de estos puntos para entender mejor la importancia de los aditivos para el combustible.

Pros

Entre sus beneficios se encuentran los siguientes:

 

  • Permite una aceleración mucho más limpia y eficiente que con los combustibles carentes de aditivos.
  • Podrás ahorrar dinero en reposición de combustible gracias a la gran eficiencia que permiten los aditivos.
  • El consumo de combustible por parte del vehículo es mucho menor.
  • La potencia del vehículo será considerablemente mayor, gracias a la eficiencia de la combustión que ocurre dentro del motor.
  • Se emiten menos gases contaminantes que con un combustible de baja calidad.
  • La combustión, además de ser más eficiente, será mucho más completa.
  • No altera el funcionamiento o empleo general del vehículo, solo mejora su eficiencia.
  • Proporciona un mayor cuidado a los mecanismos internos del motor, lo que permite una larga duración en el tiempo.
  • Ahorras aceite, debido a que los aditivos mantienen el interior del motor limpio y en buen estado.

Contras

Aunque si bien añadir mucho aditivo al combustible puede perjudicar un poco la combustión del mismo, si empleamos la cantidad correcta, no causará ningún efecto secundario al motor. Así que, en efecto, no deberás preocuparte por el estado de tu motor o vehículo en general a la hora de usar combustible con aditivos.