Barril

Seguro que has escuchado hablar sobre el barril como sistema de medida del petróleo. Hoy veremos a cuánto equivale esta unidad de medida y qué contiene.

¿Qué es un barril en combustible?

Se conoce como barril a una unidad de medida estándar para el crudo o petróleo sin procesar. 

Para medir la cantidad del mismo, se pueden usar dos sistemas: el británico o el estadounidense. Si se utiliza el sistema británico o imperial, tiene una capacidad de 159,11315 litros o 35 galones británicos. Si se usa el sistema estadounidense, la cantidad es de 158,987294928 litros, considerados como 42 galones estadounidenses. Como verás, son casi idénticos.

En el pasado, este sistema de medida también se utilizaba para otros productos como el salmón, el aceite o el vino, ya que era su envase tradicional. Con el tiempo, la mayoría de productos se miden utilizando las medidas del Sistema Internacional, pero con el petróleo se sigue utilizando la medida de los 42 galones estadounidenses como un estándar. 

Dependiendo del petróleo utilizado, tiene una masa de entre 119 y 151 kilos, ya que cada uno tiene una densidad diferente.

¿Y un barril de Brent?

El petróleo brent es un tipo de petróleo liviano y recibe su nombre por un yacimiento del mar del norte. Es utilizado principalmente para producir gasolina y es refinado en el norte de Europa occidental y en la costa este de EEUU, siempre que el precio de exportación lo permita.

El barril de brent tiene la misma medida que el de petróleo estándar. Contiene 42 galones estadounidenses, o lo que es lo mismo, 159 litros de producto aproximadamente.

¿Qué productos salen de un barril de petróleo?

Dentro de los 159 litros de crudo, hay diferentes compuestos que se refinan y después se utilizan para diferentes procesos. Con él se elabora gasolina, diésel, queroseno, plásticos, lubricantes o incluso disolventes. 

Cuando se separan los hidrocarburos físicamente mediante una columna de destilación, los gases y otros elementos ligeros se quedan en la parte alta, quedando los más pesados como el betún y los lubricantes en la parte más baja. Después de realizar otros procesos de refinado, la composición del barril de crudo queda de la siguiente manera:

  • 46,1% diésel
  • 11,2% betún
  • 10,8% gasolina
  • 10,4% disolventes, azufres y energía que se aplica para refinar
  • 10% naftas
  • 6,1% queroseno
  • 3,1% fuelóleo
  • 1,8% gases
  • 0,5 lubricantes