Combustión

¿Qué es la combustión?

Se entiende como combustión al proceso en el que se produce la ignición de cualquier elemento o compuesto.

Normalmente la combustión nace de compuestos orgánicos, además del oxígeno. Un ejemplo de compuesto oxidable o combustible serían los hidrocarburos, los cuales tienen gran capacidad para la liberación de energía.

Junto a eso, la reacción además de liberar energía, puede emitir luz en forma de llamas; pero no es absolutamente necesario. Lo que sí es necesario para que se considere como combustión es que el tipo de energía que libere sea calórica. 

Este tipo de reacciones son llamadas exotérmicas. Otro punto importante de la reacción es que el producto de esta es bastante más estable y resistente a la ignición que su antecesor. Aunque, esto no significa que también pueda combustionar.

Tipos de combustión

Existen 5 tipos de combustión, todas con sus características distintivas:

  • Combustión perfecta o completa: Se le llama al tipo de reacción donde los componentes se oxidan por completo, es decir, había suficiente aire.
  • Combustión incompleta: Se refiere al tipo de reacción donde debido a la insuficiencia de aire, los componentes no se han oxidado por completo. Durante este proceso aparecen restos de distintas sustancias denominadas inquemados.
  • Combustión con exceso de aire: Este tipo de combustiones se caracterizan por tener un exceso de aire.
  • Combustión con defecto de aire: Es el tipo de combustión donde falta aire u oxígeno.
  • Combustión estequiométrica: Se le llama al tipo de reacción donde la cantidad de aire es la precisa. Solo se puede realizar en laboratorios debido a su nivel de perfección.

¿Cómo se produce la reacción de combustión?

Para que se realice la combustión, se necesita de un compuesto oxidable en reacción con oxígeno al punto de ignición. Este tipo de oxidación se caracteriza por su velocidad. El oxígeno es el comburente, el cual oxida al combustible. 

Los diferentes puntos de ignición dependen directamente del combustible; distintos compuestos arden a distintos límites de temperatura. El comburente oxida de forma veloz al combustible, donde se produce la liberación del calor.

De esta forma, la energía liberada nace del intercambio de electrones que ocurre entre el comburente y el combustible. A esto se suma la creación y destrucción de compuestos varios que participan en el proceso.

Los productos resultantes de la combustión dependen directamente del tipo de combustión. Por ejemplo, en combustiones completas son comunes el CO2, el agua y el SO2. En contrapart,e a las incompletas donde predominan el CO, carbono e hidrógeno.