Cómo conducir un coche automático

Aprender cómo conducir un coche automático puede llegar a ser realmente sencillo con estos consejos que te mostraremos a continuación.

Posiciones de la palanca de cambios en un coche automático

Conducir un coche automático no es demasiado complicado, pero nadie logra nada a la primera, y menos si es una tarea compleja.

En realidad, complicado y complejo no tienen el mismo significado, y en esta diferencia encontramos lo fácil que puede llegar a ser conducir un coche automático. De hecho, es hasta más sencillo conducir un coche automático que uno manual.

Una de las primeras cosas que debes saber antes de aprender a conducir un coche automático es que este solo tiene 2 pedales. Esto es porque los coches con caja de cambios automática no utilizan el pedal de embrague.

Depende del vehículo, pero la mayoría de los automóviles automáticos tienen solo el pedal del acelerador (a la derecha) y el de frenos (a la izquierda). Puede llegar a ser confuso para conductores acostumbrados a los coches manuales, pero es cuestión de adaptarse.

Sin embargo, uno de los puntos más importantes para aprender cómo conducir un coche automático es aprender las posiciones de la palanca de cambios. A continuación, mostraremos una explicación detallada de las que encontrarás en un coche automático:

P: Parking

La P de “Parking” (estacionar) es la posición de palanca que usarás para aparcar. Esta detiene el coche por completo, incluso si no está activado el freno de estacionamiento, manteniendo el vehículo más seguro. 

Logra esto bloqueando la caja de cambios, y de esta forma, bloqueando el sistema de locomoción del vehículo incluso si está encendido. Además de eso, mantiene el coche estático, no se moverá incluso estando en una pendiente inclinada.

N: Punto muerto o Neutral

N de “Neutral” o también conocido como punto muerto. Este es muy sencillo: al fijar la palanca en este punto la caja de cambios no producirá ningún cambio especial, simplemente será neutral.

Para quienes no saben cómo conducir un coche automático, pero sí saben conducir uno automático, se verán familiarizados con este cambio. Un punto importante del mismo es que no debe ser empleado para aparcar o frenar por completo.

El punto muerto se utiliza, por ejemplo, para cuando estás en el semáforo y solo debes detenerte un momento. Igualmente, si planeas estar más tiempo estático, es muy recomendable mantener el freno, y así evitar que el vehículo se mueva.

¡Ahorra tiempo y dinero!

Waylet es la app gratuita de pago y fidelización móvil que te ofrece los mejores descuentos y promociones. ¡Descarga ya la app y comienza a ahorrar!

D: Drive

D de “Drive” (conducir) es la que emplearás para conducir con total normalidad, acelerar y frenar. Aquí se encuentra la gran diferencia con los vehículos manuales, las velocidades se irán cambiando de forma automática.

En caso de no saber cómo conducir un coche automático, debes saber de esto. No deberás cambiar las velocidades a la hora de conducir; conforme aceleres el vehículo pasará a primera, segunda y tercera velocidad por sí solo.

R: Reverse o marcha atrás

R de “Reverse” también conocido como marcha atrás, su nombre lo dice todo; es aquel cambio de modo que se empleará para retroceder. Es igual a la R de un coche con caja de cambios manual, por lo que es imposible confundirse.

No hay pedal de embrague

Un punto importante para saber cómo conducir un coche automático, es que no hay pedal de embrague. Para aquellos que solo han conducido automóviles manuales, esto puede llegar a ser bastante confuso.

Los coches con caja de cambios manual, además de las velocidades de la palanca, se diferencian en que tienen 3 pedales. La mayoría de estos tienen 2 a la izquierda y uno a la derecha, los de la izquierda son los frenos y el pedal de embrague, el de la derecha el acelerador. 

De esta forma, el pedal de embrague se utiliza para realizar los cambios de marcha. Similar al pequeño botón del seguro en las palancas de coches con caja de cambios automática. Aunque los coches más modernos no usan palanca, sino botones.

Es normal que los conductores más acostumbrados a los automóviles de cambios manuales frenen por instinto al querer cambiar de marcha. Para evitar problemas o un posible accidente en la vía, es recomendable practicar mucho.

Un pequeño truco para no frenar de golpe con la intención de cambiar la marcha del coche es conducir solo con la pierna derecha, con el tiempo ir usando la pierna izquierda poco a poco y así acostumbrarse a conducir con solo 2 pedales.

Cómo conducir un coche automático por primera vez

Cuando ya sabes conducir coches manuales, puede resultar complicado saber cómo conducir un coche automático, pero terminas adaptándote rápidamente. La mayoría de los conductores mixtos concuerdan en que conducir un coche automático es mucho más fácil.

Ahora bien, si no sabes conducir, la cosa se complica un poco más. En este caso no es que tengas que aprender nuevas reglas, es que tienes que aprenderlas todas. Pero en general, conducir es algo que se aprende rápidamente.

Para conducir un coche automático por primera vez, te recomendamos primero practicar un poco en un área segura. Después de ello, te recomendamos coger alguna vía larga y poco transitada para practicar el uso de las diferentes velocidades.

Lo que más puede resultar nuevo o difícil para acostumbrarse son los cambios D, N y P. Con D, puede resultar complicado acostumbrarse a los cambios repentinos de velocidad. Hay quienes confunden N con un cambio que se utiliza para manejar.

Y hay que tener cuidado con P, ya que detiene el coche por completo. P no debe activarse mientras estás aparcando, sino cuando el vehículo está en su sitio y es momento de que se detenga. Con estos 3 cambios dominados, ya lo demás es sencillo.

Consejos para conducir un coche automático de forma eficiente

Y como no, nos toca darte una serie de consejos acerca de cómo conducir un coche automático. Poniendo en práctica los siguientes consejos, conducirás de una forma más eficiente.

  • Mantén controlado tu pie izquierdo. Para los conductores de coches automáticos, es muy importante mantener el control del pie izquierdo. Es un detalle al cual hay que tenerle mucho ojo para evitar problemas e incluso accidentes.
  • Fíjate y aprende cada cuánto cambia el coche de velocidad. Acostúmbrate a los cambios de velocidad y estudia cada cuánto se dan, que no te tomen por sorpresa.
  • Aprende bien las posiciones de la palanca de cambios. Lo ideal es que puedas cambiar de posición la palanca de cambios sin la necesidad de siquiera verla. Es una habilidad que se aprende con el tiempo.
  • Siempre que uses N para detenerte o desacelerar, cuida el freno. N deja el coche “a la deriva” así que en caso de querer desacelerar o detenerse, hay que mantener siempre el freno.
  • Asegúrate de mantener tu postura. Aunque este sea un consejo de conducción en general, la postura es realmente importante cuando se trata de conducir. Con una mejor postura conducirás mejor y más cómodo, pudiéndote concentrar más en la vía. 
  • Monitorea el nivel del combustible. Se dice que los coches automáticos ahorran combustible, y es cierto, eres tú a quien puede irse de las manos el tema del combustible. Solo debes mantener vigiladas las velocidades, la aceleración y el tanque de gasolina.  

Sé tan automático como tu vehículo. Aprende a conducir de forma automática, que tu cuerpo haga todo de forma automática. Obviamente requiere concentración, pero los mejores conductores hacen la mayor parte del trabajo sin tan siquiera pensarlo.