Infracciones por uso indebido de gasóleo bonificado

El gasóleo B bonificado solo pueden utilizarlo aquellos usuarios que tengan autorización, si la Guardia Civil analiza tu combustible y se trata de éste te multarán.

¿Cuál es el gasóleo bonificado?

Este tipo de gasóleo también se denomina gasóleo agrícola o de tipo B. Dicho gasóleo se suele usar en equipos y máquinas que se emplean en agricultura y en la pesca, además de en otros vehículos autorizados. El gasóleo se debe usar con mucho cuidado porque está menos filtrado que el que usan los coches. 

Éste es un gasoil que ha sido subvencionado por el estado, por eso su coste es menor que el normal. La Agencia Tributaria le aplica a este gasóleo bonificado un impuesto más bajo. Debido a ésto es por lo que se dice que el gasóleo bonificado es un combustible que sirve para reducir costes en el sector productivo que lo usa.

Las características que tiene dicho gasóleo bonificado son las siguientes:

  1. Tiene un color rojo muy característico que sirve para poder reconocerlo de manera mucho más rápida y sencilla. 
  2. Éste gasóleo tiene una gran cantidad de parafina, lo que significa que los vehículos que lo usen y que no estén acondicionados podrán tener en sus coches obstrucciones e incluso fallos en el motor.
  3. Gracias a sus propiedades desemulsionantes, se impide que el agua entre al circuito de alimentación y así prevenir posibles daños.
  4. Es uno de los combustibles menos ruidosos que hay.
  5. Si en la zona en la que trabajas es de clima muy frío e inclusive hay heladas, este carburante combustiona muy bien ayudando a que el arranque del motor sea mejor.
¡Ahorra tiempo y dinero!

Waylet es la app gratuita de pago y fidelización móvil que te ofrece los mejores descuentos y promociones. ¡Descarga ya la app y comienza a ahorrar!

¿Quién puede usar el gasóleo bonificado?

El combustible que más se usa en el sector de la agricultura y en el industrial es el gasóleo. Este tipo de gasóleo se suele utilizar en tractores, en cualquier tipo de maquinaria que se use en la agricultura y además, también en el sector industrial.

Si quieres adquirir este tipo de gasóleo se necesita una tarjeta específica, en ella aparecen los datos de la persona que lo va a utilizar. Los sectores que están autorizados, según el Art. 54.2 de la Ley de II.EE. son:

  1. Motores de tractor y maquinaria agrícola, que incluye la que se usa en horticultura, ganadería y silvicultura.
  2. Motores que se utilizan para propulsar artefactos o vehículos que tengan el carácter de especiales y que no estén matriculados. En este apartado se incluyen aquellos que no se les permite circular por vías ni por terrenos públicos.
  3. Motores de buques y embarcaciones que se usen para salir a pescar. El gasóleo bonificado lleva en vigor desde el año 2001. En este grupo de vehículos que sí pueden usar este tipo de carburante también se encuentran los electrógenos, como la retro y la carretilla.

En resumen, dicho gasóleo se utiliza para la maquinaria del sector agrícola: motores de tractores, máquinas de riego y algunas otras. Siempre se trata de maquinaria pesada que se usan muchas horas a lo largo del día y que no deben parar con mucha frecuencia para repostar combustible. En el sector de la construcción  se usa en: grúas, elevadores, quemadores y transformadores de energía. También lo utilizan en silvicultura, en vehículos no matriculados que sean ‘vehículos especiales’, y en botes y embarcaciones que no sean de uso recreativo.

¿Se puede usar gasóleo bonificado en vehículo particular?

El gasóleo bonificado está solo dirigido a los sectores que se han mencionado anteriormente, si se usa, está considerado un delito. A las infracciones por uso indebido de gasóleo bonificado se le aplican multas entre los 601€ hasta los 12.000€, y si se vuelve a cometer el mismo delito, la multa puede ascender hasta el doble de la anterior.

En cuanto a daños que le puede provocar al vehículo, de forma inmediata no se suelen mostrar pero conforme pase el tiempo y poco a poco, se le empezarán a acumular impurezas al motor hasta que le acabe causando daños importantes al vehículo.

Multas por uso indebido de gasóleo bonificado

La Guardia Civil tiene la autoridad de analizar el combustible de tu vehículo para ver si llevas gasóleo bonificado o no. Como se ha comentado anteriormente, las multas que se pueden imponer oscilan entre los 601€ hasta los 12.000€. Además, cuando se inspecciona el vehículo y detecta que se está utilizando el gasóleo bonificado sin que se esté autorizado, también cabe la posibilidad de que te precinten e inmovilicen el vehículo de uno a doce meses. Por otro lado, si se incurre en el mismo delito, la multa puede ascender hasta el doble de la anterior.

Si se quiere evitar este tipo de multas, lo que se debe hacer es llevar el gasóleo que le corresponda al vehículo que se está utilizando. Por ejemplo, para un camión que tenga menos de 50 caballos y que utilice dicho gasóleo, la multa sería de 7.200€. Si por el contrario, el vehículo tiene una potencia de más de 50 caballos, la multa puede ascender hasta el tope de 12.000€.

Para tener acceso a dicha tarjeta y así evitar las multas se tienen que acreditar los siguientes documentos:

· La PAC

· El alta en el IAE en la actividad agrícola

· Disponer de la seguridad social para el sector agrícola

· Tener registrada la máquina agrícola que vas a utilizar con dicho gasóleo.