¿Qué es el HVO y por qué puede ser el combustible del futuro?

En la actualidad, el HVO se trata de un nuevo tipo de combustible que ha venido adquiriendo popularidad. ¡Conozcámoslo!

¿Qué es el HVO o aceite vegetal hidrotratado?

Como tal, el HVO (abreviación del inglés Hydrotreated Vegetable Oil, se puede traducir como Aceite Vegetal Hidrotratado) es un tipo de combustible particular. Se trata de un combustible que puede tener su origen en aceite vegetal o aceite de cocina usado.

Aunque suele venderse en estado puro, al menos la mayoría de las empresas prefieren venderlo mezclado con diésel. Las mezclas con diésel suelen aumentar la calidad del carburante, sin embargo, entorpece su apartado ecológico y renovable.

Por lo que, de hecho es un combustible totalmente renovable, y además de eso se puede obtener reciclando otros compuestos que normalmente se desecharían. Por esto, hay quienes lo ven como una gran alternativa a los combustibles fósiles.

Incluso hay quienes lo ven como el carburante del futuro, y aunque hay que admitir que es prometedor, tiene sus detalles importantes. Por ejemplo, en cuanto a su obtención, la cual sorprenderá a cualquiera en gran medida.

¿Cómo se obtiene el HVO?

El HVO es un compuesto que puede crearse de muchas formas distintas, porque puede tener muchos orígenes diferentes. Como decíamos anteriormente, uno de estos es el aceite de cocina usado.

Pero también hay muchas otras posibilidades, como aserrín, aceite vegetal, grasas y biomasa de varios tipos, entre otros. Una en particular, la lignina, es un residuo industrial de la creación del papel.

Esta amplia gama de posibilidades para convertir casi cualquier compuesto orgánico en HVO es lo que llama la atención del mismo, ya que, se pueden aprovechar varios residuos que normalmente se desecharían para algo tan útil como el combustible de automoción.

¿Pero cómo se logra esto? Resulta que, el truco está en la H de su nombre, el tratamiento con hidrógeno que se le da a la materia prima. Aquí es destacable que el hidrógeno es el protagonista de todas las reacciones que se dan en los compuestos.

De tal forma que, la función principal del hidrógeno es eliminar el oxígeno de los triglicéridos que conforman la materia prima. Los triglicéridos, conceptualizado a muy grosso modo, son la mayor parte de la composición de las grasas de los seres vivos; animales o vegetales.

Estos ácidos grasos tienen en su composición enlaces de oxígeno con carbono e hidrógeno, que deben eliminarse. La idea es que solo queden parafinas, que es ya el hidrocarburo. En específico se buscan parafinas lineales.

Además de las parafinas lineales, también se liberan compuestos como CO2 y agua, junto con otros alcanos. Posteriormente, viene el proceso de isomerización, donde en la constante presencia del hidrógeno, se busca ramificar las cadenas lineales de las parafinas.

Esto se realiza así, con el fin de mejorar las propiedades del combustible al momento en el que el flujo se haga en frío. Aunque la resistencia al frío del HVO que se encuentre en el mercado también se verá afectada por otros factores.

Por ejemplo, si este biocombustible está mezclado con otros carburantes o no, como el diésel, y en qué proporción. Además de eso, su resistencia al frío también dependerá de la marca, la composición de sus productos y sus métodos de creación del combustible.

Visto de este modo, este biocombustible al final del día es solo una mezcla de hidrocarburos parafínicos aromáticos, libres de azufre y con un alto índice de cetano. De hecho, es bastante similar al diésel convencional, por lo que se pueden mezclar sin preocuparse por afectar la calidad del combustible resultante.

¡Ahorra tiempo y dinero!

Waylet es la app gratuita de pago y fidelización móvil que te ofrece los mejores descuentos y promociones. ¡Descarga ya la app y comienza a ahorrar!

Ventajas e inconvenientes del HVO

El HVO ciertamente es un combustible prometedor y que nos ofrece mucho como alternativa renovable, pero también tiene sus desventajas. Lo primero que se puede destacar, es lo novedoso que es, por lo que puede ser complicado de encontrar. 

Como toda nueva tecnología, debe pasar por un proceso de supervivencia y superar a sus competidores para volverse de uso común. Es decir, para que el hidrobiodiésel logre ser todo lo que pretende ser, debe demostrar ser mejor, más accesible y adaptable a la actualidad.

¿Qué es lo que pretende ser este nuevo combustible? Una alternativa real y sostenible frente a los combustibles fósiles, capaz de reemplazarlos. ¿Puede llegar a serlo? Eso solo puede decirlo el tiempo, su evolución y aceptación en la sociedad.

Sin embargo, desde la actualidad ya se puede visualizar el camino que puede llegar a trazar este carburante. Fijándose en sus ventajas e inconvenientes actuales, podremos hacernos una idea de su futuro, además de ayudarnos a decidirnos por usarlo o no.

Ventajas

Este combustible lentamente se está volviendo la norma en países nórdicos y bálticos debido a sus muchas ventajas. Países como Suecia buscan reducir sus emisiones de carbono al mínimo, y una muy buena ayuda para ello son los biocombustibles.

Así que el HVO, el hidrobiodiésel, es una de las opciones que más está tomando terreno, tanto en Suecia como en sus alrededores. Las ventajas de este carburante son las siguientes:

  • Totalmente renovable. Sus orígenes son naturales y son totalmente renovables. Y eso sin contar los desechos.
  • Menor contaminación. Produce muchísimos menos gases de efecto invernadero que otros carburantes.
  • Muy buenas características químicas. Es aromático, de baja densidad, con un índice de cetano muy alto y sin azufre. Se trata de un combustible muy limpio; los residuos después de la combustión son mínimos. 
  • Fácilmente aprovechable. Puede obtenerse de una variedad de fuentes distintas, desde aceite de cocina hasta grasas animales. Puede adaptarse a distintos países para su desarrollo propio y es sustentable.
  • Resiste las bajas temperaturas. Dependiendo del producto y fabricante, es capaz de seguir funcionando correctamente a temperaturas desde -20 °C hasta -50 °C.
  • Es muy similar al diésel. Tiene las mismas características de almacenamiento, de envío, de uso y de seguridad.
  • Fácilmente adaptable a los motores diésel. De la misma forma que es muy similar al diésel, puede adaptarse a motores diésel sin mayor problema. Incluso pueden mezclarse y dar maravillosos resultados.
  • Ya se produce actualmente. Las mezclas de hidrobiodiésel ya existen y se comercializan por toda Europa, solo que no es igual que su versión más pura.
  • Alto índice energético. Su poder calorífico (calculado en unos 34,4 MJ/l) es mayor que incluso el del etanol (calculado en unos 21,2 MJ/l).

Inconvenientes

Pero no todo es perfecto, el HVO también tiene sus propios problemas. Entre ellos podemos encontrar:

  • Es caro. El primer y más grande problema: la producción de hidrobiodiésel aún no está estandarizada, y es muy cara.
  • Poca distribución en general. Aún es un producto muy nuevo y no se ha extendido demasiado lejos por Europa.
  • Requiere de grandes cambios estructurales. Para poder producirlo, las empresas y fábricas deben realizar grandes y costosos cambios estructurales.

¿Es el HVO el combustible del futuro?

El hidrobiodiésel es una posible alternativa ante las problemáticas actuales de los combustibles fósiles. Aunque es relativamente novedoso, es bastante prometedor, pero la respuesta a la pregunta formulada no va por ahí.

Respuesta corta: realmente no lo sabemos. Y por dar una respuesta más larga: el HVO tiene mucho potencial, pero requiere de grandes inversiones por parte de las empresas para poder ser estandarizado y utilizado como una alternativa viable.