Tasa de alcoholemia: sanciones y multas

Si bebes, no conduzcas, ya que serás sancionado. Vamos a ver a fondo la tasa de alcoholemia y sus sanciones según la dosis y el conductor.

¿Cuál es la tasa de alcoholemia permitida?

La tasa de alcohol en sangre que se permite dependerá del tipo de conductor. La DGT divide todo entre conductores generales, conductores noveles y conductores profesionales. Las tasas permitidas bajan en los conductores noveles, ya que no han automatizado los movimientos de la conducción y el alcohol les hace conducir peor. 

Con los conductores profesionales se exige menos cantidad porque podrían tener un mayor nivel de estrés y más cansancio al manejar más horas, además de que a veces conducen para llevar a otros (por ejemplo, un conductor de autobús). 

 Vamos a verla a fondo,explicando la dosis permitida en aire espirado y en sangre.

Conductores en general

Los conductores no profesionales, mayores de edad y que tengan el carnet desde hace un año o más, tienen una tasa límite de 0,25 mg/l en aire espirado y de 0,5 mg/l en sangre. Esto aplica al conducir todos los vehículos, incluyendo coches, motos, camiones, bicicletas, furgonetas o patinetes eléctricos. 

Conductores noveles y profesionales

Un conductor novel es aquel con menos de un año de carnet, mientras que un conductor profesional es aquel que recibe una remuneración a cambio de conducir un vehículo. En ambos casos, la tasa de alcoholemia permitida es más baja, con 0,15 mg/l en aire espirado y 0,3 mg/l en sangre. 

Si es menor de 18 años, no se permitirá ninguna tasa de alcoholemia, es decir, deberá ser 0 absoluto, algo que está vigente desde la nueva Ley de Tráfico de 2022.  

¿Cómo afecta el alcohol a la conducción?

La tasa de alcoholemia y sus sanciones no se han puesto por casualidad. Todas ellas se ponen porque beber mientras se conduce puede afectar gravemente a la capacidad de conducción. Hay que tener en cuenta que la dosis en gramos por litro no solamente depende de la cantidad de alcohol. Depende del sexo (las mujeres lo toleran peor), del peso (más peso, menos tasa de alcohol), la edad, comer o no (tarda más en subir la tasa si se ha comido) y la velocidad (a más rápido, más absorción).

Vamos a enumerar los efectos que produce, dividiéndolo en cantidades de alcohol en sangre por gramos por litro. Para saber los efectos en aire expirado, divide la cantidad a la mitad. 

  • 0,3-0,4 g/l: en las dosis bajas, ya empieza a afectar. La coordinación baja ligeramente y se tiende a ir a mayor velocidad. Por ello, se recomienda conducir con una tasa de alcohol de 0, ya que afecta incluso en las dosis mínimas legales. 
  • 0,5-0,8 g/l: además de los efectos anteriormente descritos, la agudeza visual disminuye, calculando peor las distancias.
  • 0-8-1,5 g/l: todos los efectos vistos anteriormente se multiplican, con problemas bastante complejos para coordinar y percibir los objetos. Además, comienza la somnolencia. 
  • 1,5-2,5 g/l: dificultades muy serias para conducir, sin capacidad para coordinar, percibir o prestar atención. 
¡Ahorra tiempo y dinero!

Waylet es la app gratuita de pago y fidelización móvil que te ofrece los mejores descuentos y promociones. ¡Descarga ya la app y comienza a ahorrar!

Sanciones por superar la tasa de alcoholemia

Si superas la tasa de alcoholemia, tendrás la correspondiente sanción. Eso sí, como no es igual coger el coche con las dosis más altas que las bajas, la sanción es significativamente diferente. 

Vamos a ver las sanciones en tres grupos: entre 0,26 y 0,50 mg/l, entre 0,50 y 0,60 mg/l y superior a 0,60 mg/l. A estas habría que añadir la multa de 500 euros por conducir siendo menor de edad con una tasa entre 0,01 y 0,50 mg/l. Todo ello es según la tasa en aire expirado (en sangre la cantidad sería el doble). 

Entre 0,26 mg/l y 0,50 mg/l

Si un conductor general da positivo en alcoholemia, con una tasa de entre 0,26 y 0,50 mg/l, tendrá una sanción de 4 puntos y 500 euros. Esta tasa baja en noveles y profesionales, teniendo una retirada de 4 puntos si ha dado entre 0,15 y 0,30 mg/l de aire expirado. 

Si el conductor es reincidente, la sanción podrá ser de 4 a 6 puntos, subiendo la multa a los 1000 euros. 

Entre 0,50 mg/l y 0,60 mg/l

Si el conductor general da positivo entre 0,50 y 0,60 mg/l, la multa sube significativamente. Superar esta tasa de alcoholemia tiene una sanción de 6 puntos y 1000 euros. La sanción se aplicará entre 0,30 y 0,60 mg/l a noveles y profesionales, con la misma cuantía y retirada de puntos. 

Superior a 0,60 mg/l

Si el conductor da una tasa superior a 0,6 mg/l, ya no será una sanción administrativa. Se considerará un delito tipificado en el Código Penal. Además se retirarte el carnet de 1 a 4 años, te pondrán una de estas sanciones:

  • Prisión de 3 a 6 meses
  • Multa de 6 a 12 meses
  • Trabajos comunitarios de 30 a 90 días

Eso sí, la sanción mayor aparece cuando te niegas a hacerte las pruebas de alcoholemia. Eso supone otro delito aún más grave, con penas de prisión de 6 meses a 1 año, además de retirar el carnet de 1 a 4 años.