Emisiones vehiculares

A causa del aumento de la compra de vehículos para uso privado en los años 60, comenzó la lucha para reducir las emisiones contaminantes de estos. Anteriormente no se dio importancia a estas emisiones vehiculares, pese a que fueran muy nocivas. Nosotros te explicamos todo sobre ellas.

¿Qué son las emisiones vehiculares?

Estas hacen referencia a la contaminación del medio ambiente que produce cualquier vehículo de transporte. Es decir, son las sustancias contaminantes que los coches con motores de combustión y alimentados por hidrocarburos lanzan al funcionar.

De hecho, entre el 30% y el 90% de estas emisiones de todo el mundo provienen de los vehículos que se usan a diario en los países más desarrollados.

Tipos de emisiones de un vehículo

Para clasificarlas, debemos tener en cuenta que todo ciclo de vida de un vehículo es en sí mismo contaminante. Sin embargo, vamos a dividirlas según su procedencia:

  • Emisiones de la tubería de escape: los desechos de la quema de combustibles fósiles en el motor del vehículo se emiten mediante el sistema de escape. Se expulsan elementos como hidrocarburos, óxido de nitrógeno, monóxido de carbono y dióxido de carbono.
  • Emisiones evaporadas: estas son producidas por la evaporación del combustible y suponen otro gran factor para la generación de contaminación. Esto se debe a que sus moléculas poseen un peso molecular alto y tienden a estar más cerca del nivel del suelo.
  • Emisiones del ciclo de vida: son producidas por todas las actividades relacionadas con la manufactura, el mantenimiento y el desecho de un vehículo.

¿Cuál es la emisión del vehículo que más contamina?

Podemos decir que la emisión más contaminante es la del tubo de escape. Siendo una actividad diaria, es la que emite más elementos nocivos para el medio ambiente. Y, diferenciando entre vehículos de gasolina y diésel, no podemos concretar cuál contamina más porque actúan de manera distinta y en proporciones diferentes.

Control de emisiones vehiculares

Este término hace referencia a las diferentes tecnologías que se usan para disminuir la contaminación de los automóviles. Tiene su origen en Estados Unidos en 1966 y se compone de elementos como el catalizador o la válvula de paso.

Hoy en día, es algo obligatorio y han conseguido reducir exitosamente las emisiones vehiculares, pero al haber un gran incremento de las distancias recorridas y del número de vehículos en circulación, la disminución total no es la esperada.