¿Qué es un motor de dos tiempos?

Cuando hablamos de un motor de dos tiempos, nos referimos a una parte sistemática que hace su combustión interna gracias a los movimientos del cigüeñal, que, a diferencia de los motores de cuatro tiempos, solo necesita de un movimiento de subida y de bajada en cada ciclo para que pueda cumplir su función.

Es decir, gracias a cada movimiento del mismo, se realiza el proceso de combustión, que es la que aporta la energía necesaria para que ciertas máquinas puedan operar. Que, aunque ya no es tan usado en el sector del automotor, sí que se implementa en aparatos como motosierras, motores de fueraborda, motocicletas especiales y algunos motores para coches diésel, entre otros.

Además, es uno de los más antiguos y conocidos en el mundo de la mecánica, pero en la actualidad no se emplea tanto como el motor de cuatro tiempos, debido al fuerte impacto ambiental que este representa. Sin embargo, aún sigue siendo muy útil en aquellos aparatos o máquinas pequeñas que se emplean con menos frecuencia en nuestra vida cotidiana.

Partes del motor de dos tiempos

En otro sentido, como cualquier otro tipo de motor existente en el mundo, un motor de dos tiempos cuenta con partes móviles y fijas que permiten su funcionamiento. Y, estas se pueden clasificar de la siguiente manera:

Partes fijas

Se trata de aquellas piezas que no realizan ningún movimiento en específico durante el proceso de funcionamiento del motor, pero que sí permite que otras piezas móviles efectúen su trabajo de manera adecuada. Estas son las siguientes:

  • Culata: se trata de la encargada de soportar la bujía. Es un miembro importante de la cámara de combustión y es la responsable de cerrar el cilindro.
  • Bujía: es un dispositivo que se ubica en el área superior del cilindro, el cual permite que salga la chispa de electricidad que da origen al encendido.
  • Cilindro: es una pieza fabricada a base de hierro o aluminio fundido, la cual alberga al pistón en su interior y permite su desplazamiento.
  • Cárter: es una caja hecha de metal que contiene todos los mecanismos operativos del motor de dos tiempos.

Partes móviles

Son las que efectúan acciones móviles en el momento en el que el motor se encuentra en funcionamiento. Estas son las siguientes:

  • Pistón: es una parte con forma de cilindro que comprime los líquidos y permite la combustión en cada movimiento.
  • Biela: se trata de la pieza que es sometida a tracción y compresión que, además, se dedica a transmitir movimientos al cigüeñal.
  • Cigüeñal: es el encargado de regular los movimientos de inercia y convertirlos en movimientos circulares. 

¿Cómo funciona un motor de dos tiempos?

La verdad es que funciona de manera muy sencilla, puesto que simplifica las cuatro fases de la combustión en únicamente dos tiempos. Las cuales son “admisión – compresión” en el primer tiempo y combustión – escape en el segundo. Todo gracias a su mecanismo y a su diseño de elaboración.