¿Se hará efectivo el fin de los coches de combustión en 2035?

En 2035 se llevarán a cabo diferentes cambios en lo que al mundo del automóvil se refiere. ¿Sabes de qué se trata?. A continuación te contamos más.

Objetivos de esta medida de la UE

El objetivo para 2035 es llegar al 100% de la descarbonización en el mundo del automóvil. Con esta medida aprobada por una mayoría amplia por los gobiernos que conforman la Unión Europea el 9 de junio de 2021, se pretende prohibir la construcción de nuevos coches que funcionan con combustibles fósiles, es decir, gasoil y gasolina para conseguir los objetivos de descarbonización mencionados. De esta forma, se persigue reducir drásticamente las emisiones de gases que producen el efecto invernadero de uno de los sectores que se han identificado como uno de los principales causantes de este tipo de emisiones. Con esta prohibición y la paulatina sustitución del parque de automóviles más antiguos se pretende cambiar la tendencia al aumento año tras año de esta emisiones.

Para conseguir este objetivo se busca que los propulsores de combustión interna dejen de estar en el mercado. Hay que tener claro que esto no supone que los vehículos que se adquieran antes de la fecha se les prohiba circular, en absoluto, seguirán siendo igual de útiles aunque es muy probable que se les someta a ciertas restricciones respecto a los lugares por donde podrán circular. Algo parecido a lo que sucederá en breve en las ciudades de mayor número de habitantes.

Los fabricantes, por ejemplo, apoyan la solución de aumentar los puntos de recarga de los coches eléctricos para contribuir a la disminución del efecto invernadero para, de esta forma facilitar la transición a la nueva movilidad y de camino animar a la adquisición de los vehículos. Todo apunta a que no serán las únicas medidas.

Como consecuencia de todo este proceso, a partir de la fecha aprobada por la UE, los únicos coches que se podrán comercializar serán aquellos que sean 100% eléctricos. No obstante, aunque se ha aprobado el año 2035 para detener la fabricación de vehículos de combustión diesel y gasolina, la situación es más compleja y, por supuesto, no significa que los vehículos de combustión existentes en ese momento dejen de circular. Además, países como Alemania, donde el sector del automóvil tiene un peso muy importante en la industria nacional así como en el consumo, pretenden seguir negociando las condiciones de la transición. Francia también mostró su oposición a esta medida. En este sentido, algunos parlamentarios italianos están negociando la denominada enmienda Ferrari con objeto de evitar estas restricciones y que determinadas marcas exclusivas puedan seguir vendiendo coches más allá del 2035. Esta medida está siendo muy criticada, especialmente en las redes sociales. Esta medida supone que no se superen las 1.000 unidades anuales para poder acogerse a esta excepción. 

En definitiva, de acuerdo con el consenso existente en el seno de la UE, con estas medidas se busca un objetivo marcado por el horizonte 2050 que Europa sea un continente neutro en emisión de gases contaminantes que producen efecto invernadero.

¡Ahorra tiempo y dinero!

Waylet es la app gratuita de pago y fidelización móvil que te ofrece los mejores descuentos y promociones. ¡Descarga ya la app y comienza a ahorrar!

Medidas previas al fin de la venta de coches de combustión en 2035

A pesar del consenso alcanzado, se denominó acuerdo de “peros”. Una de las cuestiones que se abordó fue la reforma del Reglamento (UE) 2019/631 para elevar la reducción de emisiones para determinadas fechas. En concreto, las emisiones se deben reducir un 20% en 2025, 55% en 2030 y el 100% en 2035. No obstante, la rebaja al 55% es solo para los coches, se propone la limitación al 50% a los vehículos comerciales que se consideran ligeros.

Hay otro aspecto que se discutió durante esos días, y es la propuesta que formuló Bruselas para que se puedan seguir matriculando coches de combustión después del año 2035 siempre y cuando no emitan gases de efecto invernadero, denominados combustibles neutros.

¿Se podrá seguir circulando en 2035 con coches de combustión?

Hay que tener algo muy claro, esta medida no significa el fin de los vehículos de combustión. Si tienes un coche que necesita gasoil o gasolina, sí que podrás seguir circulando con ellos a partir de 2035. Esta fecha sólo repercute, por ahora, en la construcción y comercialización de nuevos vehículos de combustión, cuyo límite, como ya se ha mencionado, está fijado para finales de enero de 2034. Para todas aquellas personas que tengan un coche de gasolina y diésel podrán seguir usándolos de manera normal como hasta ahora.  

No obstante, la Unión Europea, pretende para este tipo de vehículos restringir las zonas en las que estén acotadas o definidas como bajas emisiones. Esto es algo que no nos sorprenderá porque a día de hoy ya es una medida que se toma en algunas ciudades y que se localizan mediante pegatinas en la luna del coche, así que estas restricciones cabe suponer que tendrán un funcionamiento similar.

¿Y con vehículos híbridos?

En lo que respecta a los coches híbridos, están en la misma categoría que los coches de combustión. Al ser una fusión de eléctrico y combustión, la base del mismo está en la propulsión térmica, por lo que también emiten gases perjudiciales de efecto invernadero para el medio ambiente.

Con los coches híbridos pasará lo mismo que con los vehículos que circulan con gasolina y diésel, no se podrán comprar más en las fechas establecidas pero sí se podrá circular con ellos dentro de unos límites que a día de hoy ha establecido la UE.

Cabe destacar, que teniendo en cuenta como se ha llegado a establecer la normativa de descarbonización de los coches y las diferentes propuestas realizadas por diferentes países, junto con problemas económicos que afecten al conjunto de la UE, es posible que esta normativa sufra algunas modificaciones.